Yolanda en blanco y negro

Las verás pasar: sabias, bellas y libres. Los verás pasar: libres, seguros, independientes y bellos.

𝖑𝖆𝖘 𝖛𝖊𝖗á𝖘 𝖕𝖆𝖘𝖆𝖗: 𝖘𝖆𝖇í𝖆𝖘, 𝖇𝖊𝖑𝖑𝖆𝖘 𝖞 𝖑𝖎𝖇𝖗𝖊s.
Las verás pasar: sabías, bellas y libres.
Te hablarán de las estrellas, de la luna, del sol.
Te descubriran el calor del fuego, el balanceo del agua, la fuerza del viento y el abrazo de la tierra.
Te mirara a los ojos al hablar y te abrazara con el corazón.
Vivirás la sexualidad en plenitud, bailarás con su cuerpo, reconocerás tu cuerpo en el suyo, libres con el único objetivo del placer y la comunicación más íntima.
Te cuidará con sus plantas, con su saber y experiencia, si tu se lo permites.
Te elegirá cada día porque así lo decide, no porque te necesite.
La verás fuerte y guerrera, pero también mimosa y caprichosa.
Reunirá al calor del hogar a sus seres queridos.
Es independiente, correrá por los bosques, las playas o se sumergera en las ciudades, necesita su soledad y libre, volverá a abrazarte, ¿sabes? nunca se fue de tu lado. Ese es su poder.
Su poder es su sonrisa, su abrazo, vivir, llorar, amar, celebrar, compartir, ayudar, aprender, transmitir, disfrutar….
Su poder es…
Haberlas, haylas.
𝖑𝖔𝖘 𝖛𝖊𝖗á𝖘 𝖕𝖆𝖘𝖆𝖗: 𝖑𝖎𝖇𝖗𝖊𝖘, 𝖘𝖊𝖌𝖚𝖗𝖔𝖘, 𝖎𝖓𝖉𝖊𝖕𝖊𝖓𝖉𝖎𝖊𝖓𝖙𝖊𝖘, 𝖇𝖊𝖑𝖑𝖔𝖘.
Te dibujaran una sonrisa en el rostro y te envolverán con su abrazo.
Te hablarán de historia, filosofearan de la vida y del día a día.
Descubriran soluciones prácticas y rápidas a problemas que parecían no tener solución.
Verás en sus ojos la admiración que sienten por ti, viéndote como su igual y como a la persona que los hace sentir únicos.
Disfrutarán del sexo contigo, de su cuerpo, de tu cuerpo, te hará subir al cielo y tu querrás ver su cara de placer. Reireis, sentiréis, gritaréis, gemireis, gozareis… Mientras follais y hacéis el amor.
Será, unas veces caballero y otras un gañán, será serio y divertido, elegante y un “desastre”, hogareño y fiestero, un bruto y un romantico…
Te hablará de los ciclos de la vida, de la supervivencia, del Sol y… Subirá contigo a la Luna.
Sabrá tratarte en cada momento como a una Reina, como a una niña mimosa o como a una puta, como a la adolescente pícara o a la pérdida, como amante y compañera de vida.
No confundas sus silencios y su independencia por falta de interés, porque el también necesita su soledad y así elegirte cada día porque te ama.
¿Sabes? Y no le dará miedo que seas bruja, porque él es un brujo.
🌻🌻🌻🌻🌻
A VECES, ESCRIBO.
Texto by #yolandamuñozdelaguila Inspirada en:
* el directo en Instagram de @yolanda.aromaterapia e @igonenaturalbio : Sorginak, ¿haberlas haylas? Que puedes ver AQUÍ 
* “Un cuento perfecto” de Elisabet Benavent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
YOLANDA MUÑOZ DEL AGUILA